Joven turco que estuvo 8 meses sirviendo en la Quinta Compañía de Temuco: “Me siento parte de esta familia”

0

En 2017 llega a Chile como estudiante de intercambio el joven Sarp Undeger, de 16 años de edad, residente en la ciudad de Bursa, en Turquía.

Su idea era integrarse al Colegio Metodista de Temuco para cursar tercero medio, aprender el idioma español y conocer la cultura chilena, de la que sabía muy poco.

La vueltas del destino quisieron que los tutores que recibieron al joven en su hogar, fueran el bombero de la Brigada Forestal Esteban Darmendrail y su esposa, por lo que poco a poco, este joven turco se fue empapando del voluntariado y no dejó de llamarle la atención que la labor que cumplen los bomberos no fuera remunerada, a diferencia de lo que ocurre en todo el mundo.

Como la vivienda de sus anfitriones se ubica en el sector Pueblo Nuevo de Temuco, Sarp decidió acercarse a la Quinta Compañía, cuyo cuartel se ubica en ese lugar. “Fui a ver el cuartel y me gustó, por lo que ingresé desde noviembre. Nunca antes me había interesado en ser bombero, pues en Turquía eso es un trabajo”, relató.

“En el Cuerpo de Bomberos me aceptaron muy bien, aunque yo no sabía hablar nada de español y jamás había estado en Chile. En la Quinta Compañía me cayeron muy bien porque son como una familia y me siento parte de esta familia”, agregó el cadete, que permaneció durante ocho meses sirviendo junto a los jóvenes quintinos.

Sarp finalizó este lunes su estadía en Chile y ya partió de regreso a su hogar, dominando a la perfección el idioma, al punto de entender sin problema casi todos los “chilenismos” y también saber descifrar las oraciones, pese a la rapidez y lo disperso con que se hilan las frases coloquiales en nuestro país, por lo que no era necesario hablarle pausadamente, como suele ocurrir con los extranjeros.

Este adolescente dice irse agradecido del buen trato que tuvo durante su estadía en Chile, experiencia que le ha servido para aclarar su forma de ver la vida, ampliar sus horizontes culturales y académicos, y lo más importante: conocer el mundo de quienes deciden entregar su tiempo en beneficio de la sociedad, sin esperar nada a cambio.

DESPEDIDA
Antes de partir y como muestra de agradecimiento, Sarp Undeger concurrió hasta el Cuartel General del Cuerpo de Bomberos de Temuco, donde fue recibido por el Superintendente, Leonel Nualart, a quien le entregó una bandera turca, recibiendo de vuelta algunos obsequios bomberiles, confesando que se va con ganas de regresar en el menor tiempo posible, pues quedó prendado de la forma de vivir de los chilenos, quienes poseen una cultura totalmente distinta a la de su país.

Nualart lo felicitó y dijo estar feliz que el joven haya participado de las filas de la Brigada de Cadetes de la Quinta Compañía, experiencia que dijo, le servirá como lección de vida y para descubrir lo que hay detrás de quienes prestan un servicio público voluntario.

Compartir en redes sociales

Comments are closed.