Bombero afectado por leucemia: “Aún tengo ganas de luchar”

0

Mario Aravena, bombero de 25 años que padece de leucemia linfoblástica terminal, manifestó su intención de continuar “luchando” a pesar de que los oncólogos aseguraron no tener más tratamientos para su mal.

En enero de este año, Aravena presentó linfomas a los costados de los riñones y previo a eso rechazó en reiteradas oportunidades las quimioterapias a las que se estaba sometiendo.

“A pesar de la adversidad que esto constituye, tengo ganas de seguir luchando y mantenerme con harta fe. Y agradeciendo las oraciones y el cariño de mucha gente que tengo cerca”, relató.

Actualmente, Aravena experimenta con el veneno del escorpión azul, una medicina alternativa que se produce del arácnido que solamente habita en la isla de Cuba y manifestó que ya ha sentido mejorías como la desaparición de los dolores y la inflamación.

PERSPECTIVA CLÍNICA

Jorge Alfaro, hematólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, discutió la posibilidad de estar abierto a este tipo de tratamientos y señaló que “son una herramienta para tratar a los pacientes, ellos se mantienen muy esperanzados. Y las condiciones en las que se encuentran son muy especiales”.

“Si ve que avanza, (el paciente) requiere una respuesta, un tratamiento. Uno los permite”, indicó.

La principal recomendación que hizo Alfaro es que tienen que “darse un periodo de prueba, creo que es lícito y es bienvenido por los pacientes”, subrayando que “es muy difícil dejar a un paciente sin ningún tipo de alternativa”.

Compartir en redes sociales

Comments are closed.