Emotiva puesta en servicio de nuevas unidades de la Bomba Germania

0

Corazones apretados y más de una lágrima se vio caer en el emotivo homenaje con que la Tercera Compañía, la “Bomba Germania” del Cuerpo de Bomberos de Temuco, dijo adiós a su mítico carro amarillo de rescate marca Camiva, modelo VS-R5 año 1985, conocido como RX-3, y al de agua, un Renault Camiva modelo M210 año 1995, conocido como el B-3, para dar paso a dos nuevas y modernas máquinas.

El frío que calaba los huesos y la intensa lluvia, no fueron impedimento para que a las 20.30 horas de este viernes, comenzara puntualmente la ceremonia de puesta en servicio de las unidades.

En sus palabras, tanto el director de la Tercera Compañía, Boris Camus; como el capitán Gerardo Ulloa; y el vicesuperintendente de la institución, Mario Seguel, reconocieron el aporte de numerosos bomberos que trabajaron tenazmente durante siete años para que lo que parecía un sueño se convirtiera en una agradable realidad, contando desde ahora Temuco y La Araucanía con carros de última generación, de los mismos que hoy en día se utilizan en los países europeos.

La idea partió en 2008 y pasaron diferentes oficiales por la Bomba Germania, incluso algunos de ellos ya fallecidos, y todos ellos convergieron en poner toda su energía y entrega para que este proyecto tomara forma y saliera adelante.

El ex presidente del Consejo Regional de Bomberos de La Araucanía, Armin Llanos, recibió de manos de la oficialidad tercerina un galvano en homenaje por su apoyo a la concreción de la iniciativa, que nació al alero del Proyecto Bicentenario, precisamente cuando Llanos ejercía como presidente regional.

EMOCIONANTE RELATO
Un momento especialmente emotivo se vivió cuando cada una de las máquinas salientes, a través de un video, “relataron su historia” en primera persona, donde se les dio voz humana y se contaron algunos pasajes memorables de sus más grandes gestas, como aquella ocurrida el 21 de enero de 1987 en la Ruta Cinco Sur, sector La Cantera de Lautaro, donde la más grande tragedia carretera de la historia de Chile, le arrebató la vida a 44 compatriotas y que ocurrió precisamente cuando hacía muy poco tiempo que la unidad RX-3, el “Carro Amarillo”, había entrado en servicio.

Los cuestionamientos de algunos críticos sobre por su alto costo para la época y el haberse responsabilizado de la especialidad de rescate vehicular, inmediatamente desaparecieron y se olvidaron para siempre cuando se vio trabajando a la Tercera Compañía en aquella dantesca tragedia, siendo una de las emergencias que impulsó a sus voluntarios a especializarse al punto de hoy en día ser una de las más destacadas unidades de rescate de todo el país.

Para qué hablar de los numerosos incendios y fuegos en pastizales que combatió durante sus 20 años el B-3, máquina de agua que tiene el honor de poseer la mayor cantidad de emergencias atendidas en La Araucanía y también se ubica entre las primeras del sur de Chile en estadísticas de atención de siniestros.

Con voces humanas, mediante el video, ambos carros se despidieron de sus camaradas, agradecieron los esmerados cuidados que recibieron y anunciaron que parten a otros cuarteles de la región a continuar sirviendo a la ciudadanía, relato que no dejó indiferente ni al más duro de los espectadores.

Con antorchas, los voluntarios escoltaron a estos dos carros desde la salida del cuartel de la Bomba Germania, en avenida Prieto Norte, despidiéndose con el ulular de sirenas y tras ello, hicieron su aparición las dos nuevas máquinas, ambas de chasis Mercedes Benz y equipamiento Rosenbauer, una que cumplirá labores de control de incendios y la otra desarrollará la especialidad de rescate técnico pesado.

Tal como se estila en la tradición bomberil, las nuevas máquinas, que tuvieron un costo total de $792 millones, pasaron por una cortina de agua brindada primero por la escala mecánica de la Primera Compañía y luego por las dos reliquias de la Tercera, una bomba palanca y otra a vapor, que también lanzaron sus chorros de agua en señal de bienvenida.

Minutos más tarde y durante el cóctel de celebración, la Central de Telecomunicaciones del Cuerpo de Bomberos de Temuco leyó la orden del día, firmada por el comandante Claudio Fuentes, que dejó en servicio desde ese preciso instante a estos dos modernos carros que quedarán a disposición de la ciudadanía, orden del día que provocó aplausos entre los bomberos tercerinos, por ser el epílogo de siete años de trabajo y desvelos.

CARACTERÍSTICAS
Claudio Magofke, segundo comandante del Cuerpo de Bomberos de Temuco y voluntario tercerino, explicó que uno es un carro de rescate técnico pesado, “que sirve para rescates más atípicos, de gran envergadura, como los que se producen en las carreteras, para trabajar en emergencias por ejemplo con camiones y que cuentan con tecnología que permitirá proyectar estas máquinas tranquilamente durante 20 años, además de poseer un estanque de dos mil litros de agua. El otro carro, el de incendios, posee cuatro mil litros de agua, lo que significa una gran autonomía mientras llega un segundo carro a alimentarlo durante un incendio. Lo importante es la última tecnología que existe en el mundo y que va en beneficio directo de la comunidad”.

Ambos carros vienen con su equipamiento completo de fábrica, por lo que también significó una renovación de importantes equipos de la Tercera Compañía.

En tanto, el capitán tercerino, Gerardo Ulloa, agregó que a partir de la noche de este viernes ambas máquinas se encuentran plenamente en servicio, atentas a las emergencias que se puedan producir.

GALERÍA DE IMÁGENES

Compartir en redes sociales

Comments are closed.