Entró en servicio el nuevo carro estadounidense para el control de emergencias con sustancias peligrosas en Temuco

0

Con una ceremonia que se realizó en la noche de este viernes en su cuartel, la Segunda Compañía del Cuerpo de Bomberos de Temuco puso en servicio en su nueva unidad de control de emergencias con sustancias peligrosas, cuya nomenclatura será H-2.

Se trata de un carro marca International modelo Alexis, año 2002, con asientos para siete bomberos, además de butacas para oficial al mando y un conductor. Asimismo, posee un puesto de mando, equipos computaciones y una pequeña central con cuatro equipos de radiocomunicaciones.

La máquina tuvo un costo de $62 millones y fue adquirida al East Joliet Fire Protection District, ubicado en la zona sur de Chicago y si bien este vehículo había estado operando en marcha blanca hace ya algunos días, con esta ceremonia se le dio el vamos en forma oficial y recibió la bendición del capellán del Cuerpo de Bomberos de Temuco, Jaime Villalobos.

La actividad fue encabezada por las máximas autoridades del Cuerpo de Bomberos de Temuco, oportunidad en que el Superintendente, Leonel Nualart, destacó el rol que cumplió la empresaria local Laura Muñoz, quien donó prácticamente la mitad del dinero necesario para su adquisición y llamó al resto de los propietarios de comercios e industrias de la capital de La Araucanía a imitar este ejemplo de generosidad para con la comunidad.

SENTIMIENTOS POR LA LABOR BOMBERIL
Nualart recordó un episodio que ocurrió hace algunas semanas, en que al interior de un local comercial de Temuco se encontró casualmente con esta empresaria benefactora de la Segunda Compañía, quien se emocionó profundamente al explicarle la gran admiración que siente por la labor altruista que desarrolla Bomberos, a quienes calificó de “héroes”. “Yo también me emocioné y le dije que somos personas de carne y hueso que servimos a la comunidad con mucho interés y vocación para salvar vidas y bienes. Le dije que también la admiramos por su generoso aporte a la Segunda Compañía para adquirir esta máquina. Esta conversación la presenció la dueña del negocio en que estábamos y se acercó, muy conmovida por las sentidas palabras que se dijeron en esa conversación”, recordó.

13 AÑOS DE TRABAJO
En tanto, Héctor Basualto, director de la Segunda Compañía y quien recibió una medalla por “abnegación y servicio” en esta ceremonia, por las gestiones que permitieron la adquisición, dijo sentirse muy emocionado con la puesta en servicio de este carro, recalcando que aquí se reflejaron 13 años de arduo trabajo de esa Compañía efectuando diversos beneficios económicos con la finalidad de reunir el dinero, donde gran parte de la comunidad entregó su aporte en rifas y bingos internos, lo que permitió no tener que recurrir a utilizar dinero del Cuerpo de Bomberos de Temuco, de la Junta Nacional de Bomberos ni tampoco del Estado, gracias a una férrea disciplina financiera mantenida durante todos estos años en el cuartel segundino.

Asimismo, tuvo elogiosas palabras para la empresaria Laura Muñoz, quien no pudo asistir a la ceremonia y rehusó recibir homenajes y reconocimientos públicos por la envergadura de su donación, lo que subrayó, demuestra que se trató de un acto absolutamente desinteresado de esta vecina temuquense.

De todos modos, adelantó que se concurrirá dentro de algunos días hasta su oficina, para manifestarle en forma privada el agradecimiento del Cuerpo de Bomberos de Temuco por esta importante donación que permitirá contar con una máquina de primer nivel para el control de emergencias con sustancias peligrosas, que a diferencia de algunos vehículos que se construyen para Latinoamérica, fue diseñado para el uso en Estados Unidos, con los más altos estándares de calidad para el trabajo bomberil, lo que permitirá darle un óptimo uso en este tipo de emergencias, donde sea que se requieran sus servicios, tanto en Temuco como en cualquier lugar de La Araucanía.

“Este tipo de carro, nuevo cuesta aproximadamente $300 a $400 millones y nosotros pudimos adquirirlo a un costo bastante menor. Bien cuidado y con mantención permanente podemos tenerlo hasta 15 años y ya quienes lo han visto lo llaman `la joyita´, lo que nos tiene muy orgullosos y felices”, puntualizó Basualto.

Compartir en redes sociales

Comments are closed.