Exitosa evaluación del curso de Rescate Urbano en Temuco

0

Un total de 31 bomberos pertenecientes a distintas compañías y brigadas del Cuerpo de Bomberos de Temuco aprobaron satisfactoriamente el curso de rescate urbano realizado este fin de semana en el campo de entrenamiento bomberil ubicado en la ruta Temuco- Cholchol.

El instructor Jaime Pérez Morales, coordinador de la Academia Nacional de Bomberos y voluntario de Bomberos de Ñuñoa, quien lideró el equipo de instructores que capacitó a los voluntarios temuquenses, evaluó positivamente el desempeño de sus alumnos.

“Cumplieron con todas las expectativas. No siempre aprueban todas las personas y esto es un proceso para conseguir a los mejores que integren un grupo Usar (siglas en inglés de Urban Search and Rescue). La malla contempla muchas materias y este curso es solo el nivel I de una serie de capacitaciones para llegar a convertirse en un voluntario Usar, que requiere constancia y voluntad de los bomberos, además del apoyo de la institución en materias económicas y anexas”, explicó el instructor.

Jaime Pérez enfatizó que este curso es solo el inicio de una larga malla curricular que deberán aprobar quienes deseen convertirse en rescatistas certificados para actuar en desastres que se produzcan en cualquier parte del mundo, capacitación que se prolonga generalmente por años debido a que en Chile los bomberos son voluntarios y deben desempeñarse laboralmente en forma particular, lo que les produce problemas con la disponibilidad de tiempo para dedicarlo a los entrenamientos bomberiles.

“Hay Cuerpos de Bomberos que han logrado certificar su personal en esta materia en el plazo de dos años. En Ñuñoa llevamos 14 años capacitando a nuestros bomberos y logramos certificarnos recién el 21 de mayo pasado”, ejemplificó el instructor, destacando que Viña del Mar y Ñuñoa son Cuerpos de Bomberos pioneros en Chile en materia de rescate urbano y sus instructores han capacitado a más de cinco mil voluntarios a nivel nacional durante los últimos años.

Junto a Jaime Pérez, trabajaron capacitando en Temuco Rogerio Gándara y Rodrigo Montalván, del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, junto a Paúl Knapp y Claudio Barrera de Bomberos Ñuñoa.

Varios de estos especialistas poseen experiencia nacional e internacional en desastres, habiendo trabajando en catástrofes como los terremotos de Haití y Pisco (Perú), en la explosión de calle Serrano en Valparaíso y también fueron enviados a la zona central durante el terremoto de febrero de 2010 en nuestro país.

AGRADECIMIENTOS

Luego de tres días de exigente entrenamiento con régimen de internado, donde los bomberos debieron dormir en carpas de campaña y someterse a un exigente régimen de trabajo, que incluyó operaciones nocturnas con lluvia y bajas temperaturas, se capacitaron en temas como búsqueda y rescate, nudos, descenso con cuerdas, apuntalamiento de puertas, ventanas, paredes y estructuras colapsada, levante con poleas, control de deslizamientos y derrumbes, además de movilización en bloque de estructuras pesadas, entre otras materias.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Temuco, Claudio Fuentes Pacheco, junto con destacar la participación de instructores de alto nivel, agradeció la participación del municipio de Temuco y la Onemi, que colaboran ampliamente con la formación de esta Fuerza de Tarea que se está formando en la capital de La Araucanía, con miras a lograr una acreditación nacional e internacional para actuar en casos de catástrofe.

Fuentes añadió que los bomberos de Temuco se encuentran en permanente capacitación, con entrenamientos programados durante todo el año, todo con miras a elevar cada vez más los estándares de servicio a la comunidad.

El voluntario Helmut Lemp, coordinador de la formación de esta Fuerza de Tarea en Temuco, comentó que en un inicio se pensó en acreditar este grupo Usar para operar a nivel básico, pero los buenos resultados del primer curso hicieron ampliar la meta y trabajarán para acreditar la Fuerza de Tarea de Bomberos Temuco a nivel mediano, para que Chile posea al menos cuatro fuerzas de tarea de este tipo en distintos Cuerpos de Bomberos del país.

“Estos cursos poseen alta exigencia, porque un error puede costar la vida o una amputación. Se trabaja con grandes pesos, levantando estructuras de varias toneladas y escombros, por lo que los alumnos deben aprender a levantar y mover para rescatar a personas atrapadas en triángulos de vida que se puedan haber formado en medio del colapso de estructuras”, sostuvo Lemp.

GALERÍA DE IMÁGENES

Compartir en redes sociales

Comments are closed.