Karl Reinarz Johst

Pasadas las 16:30 horas del 20 de diciembre de 1974, se desata un incendio en las bodegas de una industria de mermeladas, en el sector de Pedro de Valdivia. Con toda prontitud, acuden voluntarios de la 3° y 4° Compañías, logrando sofocar las llamas tras un arduo y laborioso esfuerzo. Uno de los voluntarios de la Tercera Compañía y dueño del inmueble, Karl Reinarz, fallece de un infarto cardiaco a consecuencia del intenso esfuerzo emocional y el agotamiento físico desplegado en el amago del siniestro, su muerte fue instantánea.

Su inesperado deceso, causó un enorme impacto en su compañía y en el Cuerpo de Bomberos debido a su incansable entrega a la causa bomberíl.