Primera Compañía cumplió 111 años con positivo balance

0

Un positivo balance se dio a conocer durante la Sesión Solemne de la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Temuco, donde se conmemoraron 111 años al servicio de la comunidad.

Esta unidad bomberil se emplaza en avenida Bernardo O´Higgins casi al llegar a Aldunate, sector centro de Temuco y cuenta en la actualidad con 67 voluntarios y tres vehículos – un carrobomba, un carro portaescalas y una escala mecánica- destinados al combate de incendios, la búsqueda y rescate de personas atrapadas en siniestros y para la especialidad de esta compañía: el rescate en altura.

En su Sesión Solemne, desarrollada en el salón de reuniones del mismo cuartel ante la presencia de las más altas autoridades bomberiles de Temuco, el director de la Primera Compañía, Carlos Sepúlveda, destacó la participación de sus voluntarios en 613 emergencias de distinto tipo ocurridas en los últimos 12 meses tanto en Temuco como en distintas comunas de la región, incluyendo lugares tan apartados como Villarrica, donde los bomberos temuquenses acudieron con un carro portaescalas para socorrer a los pobladores afectados por una inusual tormenta de viento ocurrida hace algunas semanas.

Dentro del balance anual también destacó la elección como superintendente – la más alta autoridad dentro del Cuerpo de Bomberos de Temuco- del bombero de sus filas, Raúl Jiménez Cuevas y se aprovechó la ocasión para inaugurar un pequeño museo del recuerdo en el mismo cuartel, donde desde ahora se atesoran diversas herramientas y uniformes que fueron parte del servicio bomberil de Temuco en el ayer.

Asimismo, durante esta cuenta anual, también fue relevante la participación de varios voluntarios primerinos en una serie de cursos de capacitación en pos de perfeccionar su labor de salvar vidas y bienes de la comunidad, en materias tan diversas como primeros auxilios, atención pre hospitalaria y búsqueda y rescate y rescate en altura , donde también los voluntarios primerinos han capacitado a otros bomberos, trasladándose a comunas como Nueva Imperial, Chol Chol, Loncoche y Coyhaique a compartir sus conocimientos en forma totalmente gratuita.

CAIDOS EN ACTO DE SERVICIO

Durante las actividades de celebración tampoco estuvo ausente la figura de los tres bomberos de la Primera Compañía que perdieron la vida cumpliendo con su deber de proteger a la comunidad, realizándose romerías y homenajes donde cayeran los voluntarios Gustavo Toledo Fuentes, fallecido un 11 de enero de 1957 durante el incendio de la Ferretería Frindt; el capitán Luis Guerrero Rodríguez, muerto en un accidente el 3 de diciembre de 1966 durante un servicio en el Regimiento Tucapel y Gustavo Castro Rivas, caído tratando de salvar la vida de sus propios hijos en el incendio que afectó a su vivienda el 25 de septiembre de 1977.

Para todos ellos hubo palabras de afecto y recuerdo por el máximo sacrificio entregado en pos del compromiso voluntario y altruista que adquieren todos los bomberos al incorporarse a la institución, en favor de salir en ayuda desinteresada de la comunidad.

AÑOS DE SERVICIO Y PREMIO AL VALOR

Durante la ceremonia se premió con medallas y piochas -la única recompensa material que recibe un bombero a lo largo de su trayectoria de servicio público- a una serie de voluntarios que cumplieron años de servicio en la Primera Compañía, destacando el voluntario honorario y bombero insigne de Chile, Héctor Fuentes Lara, quien cumplió 60 años en las filas primerinas y que pese a su avanzada edad, todavía asiste a las actividades bomberiles.

También recibió una distinción especial el bombero Víctor Muñoz Sepúlveda, quien sin trepidar acudió a socorrer a dos compañeros que se quemaban durante un violento incendio ocurrido el 6 de mayo en el sector poniente de Temuco, donde resultaron con graves quemaduras el ayudante de compañía, Juan Pablo Hurtado Mendoza y el voluntario Alfonso Muñoz Roa, logrando trasladarlos a un lugar seguro antes que sufrieran lesiones que bien pudieron haber sido mortales.

Finalmente, el superintendente de la institución, destacó la importante labor que cumple la Primera Compañía dentro del Cuerpo de Bomberos de Temuco, grupo de voluntarios cohesionados que desde un ya lejano 22 de julio de 1900, velan durante los 365 días del año por la seguridad de los habitantes de Temuco y la región, sin esperar recompensa alguna.

PREMIADOS

En esta ceremonia se premió a quienes cumplieron cinco, 10, 20 y 60 años de servicio, además de destacar a un bombero por alcanzar su calidad de honorario, gracias a los valiosos servicios prestados a la institución durante más de una década.

El teniente cuarto Richard Llinima Sandoval y el ayudante general Glen Young Fassler fueron premiados por cinco años de servicio, mientras que los voluntarios José Miguel Campos Tapia, Leonardo Hunter Devaud y Patricio Leiva Castillo recibieron distinciones por 10 años, lo mismo que el inspector jefe del Departamento de Material Menor, Carlos Westermeyer Pozo; el protesorero, Waldo Cueto González y el capitán, Leonard Frindt Geoffroy.

Por 20 años se premió a los bomberos José Silva Jarpa y Francisco Muñoz Flores. Por 60 años de servicio a Héctor Fuentes Lara, mientras que como nuevo bombero honorario fue nombrado el voluntario George Le Clercq Zuaznabar.

Por su constancia y disciplina se distinguió al teniente primero, Jaime Clavería Valenzuela; y por abnegación y sacrificio el jefe de máquinas, Sandro Oketos Henríquez.

Compartir en redes sociales

Comments are closed.